Detalle


"Invocación de Eloísa"

Autor: Gonzalo, Lizardo

Editorial: Ediciones Era

Edición: 1, 2011

En compras de $200 o más el envío es GRATIS


*Válido en toda la República Mexicana. Sujeto a disponibilidad y cambio de precio


Resumen:

No importa cómo se elija leer esta "Invocación de Eloísa", sus protagonistas ya no dejan la imaginación. Tanto Eloísa como el muchacho que se enamora de ella han ganado la grieta que les permite habitar de los dos lados de la vida de su pueblo. En la región donde prima la costumbre del pueblo aburrido con sus rutinas: el lado de los padres y los maestros. Pero también del lado de la sombra, en el picante del chisme y el dulce de la tentación. El mundo de los hermanos rebeldes, del pecado y la cantina. Al final incluso llegan a lo hondo, a la pesadilla desbocada, la verdad libre de la imaginación reprimida en los subterráneos de la moral católica y las buenas costumbres mojigatas.Hay ciertas criaturas que tienen que dormir un sueño largo. El del olvido casi completo que las sana del desgaste, de las modas, de los epígonos que las invocan sin darles nada. Pero al final de ese reposo, pueden reencarnar en páginas que les hacen justicia. Estas páginas gracias a las que renace una criatura renuncian a sus maneras anteriores. Renace la criatura porque se hace sin respetar el siempre de la tradición. Justo la prosa a la que despierta viene de un nunca. La criatura traiciona todos sus avatares anteriores para permanecer fiel a sí misma. Su dicción es nueva por lo mismo. Eso es Eloísa: sirena y bruja del agua, santa sexual, demonio pedagógico, acaso simple fantasía de un muchacho. Esto es su invocación.Hay que celebrar también que este regreso del mito -y al mito- propicie también una mezcla en que se fecundan los fuegos vivos del habla y la morosa filigrana de lo escrito con opulencia, a veces casi modernista, a veces con una nostalgia de palabras que regresan de las alacenas de provincia, de su suave resistirse al olvido.

©Librería de Porrúa Hermanos y Cía. S.A de C.V. Todos los derechos reservados 2018, Cd. de México