Detalle


"Washington la capital de la nación"

Autor: RUPERT O. MATTHEWS

Editorial: EDITORS S.A.

Edición: 1, 1995

En compras de $200 o más el envío es GRATIS


*Válido en toda la República Mexicana. Sujeto a disponibilidad y cambio de precio


Información

Es un caso único entre las capitales de países. Antes de que los Estados Unidos se convirtieran en una nación, Washington no existía ni como ciudad. Su nacimiento fue siguiendo los mismos avatares que la formación de la Unión de los diversos Estados. Los mismos grandes hombres, que intervinieron en consolidar el sentimiento nacional, fueron dando forma a la capital y verdaderamente se puede decir que su parto se produjo entre grandes sufrimientos. Hoy día, Washington es una ciudad con cuatro millones de habitantes que recibe cada año a más de 19 millones de visitantes, dispuestos a admirar todo lo que significa ser capital de la nación más poderosa del mundo. La grandiosidad es el trazo que destaca tanto en los edificios públicos que acogen a los órganos del Gobierno de la Unión como en los monumentos nacionales en memoria de los próceres y héroes de su joven historia. Su situación, a orillas del río Potomac, entre Maryland y Virginia, fue escogida por el mismo George Washington, elegido como primer Presidente de los Estados Unidos el año 1787. Aunque su historia se había iniciado el 4 de Julio de 1776, con la declaración de independencia de las trece colonias que así rompían su vínculo con la Gran Bretaña. Los textos de este libro narran el proceso por el cual se llegó a convertir unas tierras llenas de granjas en la actual maravilla de una capital llena de vitalidad, pasando por la traumática experiencia de la guerra civil que no terminó hasta el 7 de Abril del año 1865.Si estos textos realizan un recorrido histórico, las ilustraciones fotográficas constituyen un impresionante desfile de todos los paisajes que pueden descubrirse en Washington, muchos de los cuales significan una visualización de aquella historia. Paisajes todavía con un plácido ambiente rural o campestre, como el canal de Chesapeake y Ohio, actual Parque Histórico Nacional usado básicamente para recreo de los habitantes de Washington; o el National Arboretum, con una valiosísima colección de árboles, para goce y estudio de los expertos en horticultura o los famosos cerezos en flor que aparecen tanto en los parques como en los extensos jardines que rodean las zonas monumentales. Zonas urbanas tranquilas como Georgetown, que había sido antes una pequeña ciudad y que ahora sirve de distrito comercial a la capital, teóricamente desprovista de industria y comercio, con estrechas calles y típico estilo arquitectónico federal.

©Librería de Porrúa Hermanos y Cía. S.A de C.V. Todos los derechos reservados 2018, Cd. de México