Detalle


"Historias de Plauto "

Autor: Baeza, José

Editorial: Editorial Porrúa México

Edición: 2, 2001

En compras de $200 o más el envío es GRATIS


*Válido en toda la República Mexicana. Sujeto a disponibilidad y cambio de precio


Resumen:

AIlá por el año 226 antes de J. C. nació en Sarsonia, ciudad de la romana Umbría, T. Maccio Plauto, padre del teatro latino. De los primeros años de su vida nada se sabe. Los datos que sobre su biografía se conservan comienzan en la mocedad del gran poeta romano, es decir, cuandoéste realizó sus primeros intentos escénicos a los diecisiete años de edad. Destacó en seguida el brillo de su talento y su nombre alcanzó justa fama, lo que el joven autor aprovechó para vender sus obras a buen precio a los ediles encargados de los espectáculos públicos, y amasar así una pequeña fortuna que le valió el respeto de muchos y la envidia de no pocos. Con objeto de aumentar sus ingresos, en vez de vender sus obras, empezó a representarlas por su cuenta, siendo él mismo autor, actor y empresario. Así obtuvo importantes ganancias, que, sin duda, habrían llegado a formar una cuantiosa fortuna de no tener Plauto la desdichada idea de añadir a sus negocios teatrales otros de índole mercantil que fueron su ruina. Y como no pudo pagar ciertas deudas con dinero, tuvo que pagarlas con su persona, como disponían las leyes romanas, y pasó a ser esclavo de un rico propietario, que le obligó a trabajar duramente en un molino. Pero la servidumbre no ahogó el fuego sagrado de su inspiración y de su genio, y el esclavo compuso varias obras que le produjeron lo suficiente para pagar su libertad. Nuevamente volvió a dedicarse al teatro de lleno, y fue de triunfo en triunfo hasta que la muerte le sorprendió, ya en Plena vejez, el año 154 antes de nuestra Era.Como hemos dicho, Plauto fue el padre de la escena romana, su fundador, pues, cuando el gran poeta de Sarsonia hizo su ingreso en el arte, encontró el teatro latino en un estado tal de atraso que más valdría no recordarlo de no haber lanzado en él, veinte años atrás, la semilla del Progreso, señalando el camino de la perfección, el poeta Lirio Andrónico, que fue el introductor en Roma del bello y artístico drama griego. Así, pues, Plauto encontró preparado el terreno para la comprensión y degustación de sus comedias, y éstas pudieron obtener el triunfo, que bien merecían, por el gracejo y vivacidad con que el gran poeta supo reflejar en ellas las costumbres populares de Roma. Plauto fue un autor fecundo, que compuso y estrenó numerosas obras, pero de su abundante producción sólo una pequeña parte ha llegado a nosotros, y ésta no siempre completa. José Baeza.

©Librería de Porrúa Hermanos y Cía. S.A de C.V. Todos los derechos reservados 2018, Cd. de México